¡T-Aire, la tarjeta de transporte anticontaminación!

¡T-Aire, la tarjeta de transporte anticontaminación!

Si tienes que pasar habitualmente por la Zona de Bajas Emisiones o tienes el trabajo o los estudios entre las rondas y usas el coche como medio de transporte, seguramente estarás pensando como podrás hacer este trayecto cuando haya restricciones por episodio de contaminación ambiental. Y aunque las restricciones irán de manera gradual, y quizás éstas no te afectan, desde LIVE Barcelona recomendamos que para estos casos uses el transporte público, especialmente porque es una oportunidad para utilizar la nueva tarjeta T-Aire.

La T-Aire se emitirá sólo cuando haya los días de episodio de contaminación ambiental, y está pensada sobre todo para aquellas personas que se mueven con el vehículo privado por la Zona de Bajas Emisiones de manera habitual para llegar a su destino final. Es una manera de facilitar la movilidad en transporte público. Se trata de un billete con dos viajes (ida y vuelta) y que, con las tarifas vigentes de 2018, el título de una zona costará 1,80 €. Hay que decir que un billete sencillo sólo de ida de una zona es de 2.15 € habitualmente.

Este billete se podrá adquirir en las máquinas de venta automática del metro, FGC, Cercanías de Catalunya, Tram y también en las que hay en algunas paradas de bus en Barcelona ciudad. A efectos de funcionalidad, la T-Aire tiene la misma capacidad que una T-10, es decir: se podrá utilizar por el territorio de la Autoridad del Transporte Metropolitano y permitirá hasta tres transbordos durante una hora y 15 minutos para la zona 1 entre todo tipo de transporte adscrito. Las excepciones son las estaciones Aeropuerto T1 y Aeropuerto T2 de la L9 sur, ya que se necesita de un billete especial para acceder o de otro tipo de abono.

La T-Aire sólo tiene validez durante el episodio ambiental y se dejará de vender cuando se notifique el fin del episodio. Con esta tarjeta no sólo se busca que los usuarios habituales del vehículo privado utilicen el transporte público durante los episodios de contaminación ambiental, sino que también, y gracias a este uso, estos episodios no duren demasiado ni tampoco que sean demasiado repetidos.

Recuerde que, tras adquirir la T-Aire o cualquier otro título de transporte en las máquinas automáticas, se debe validar el billete en las líneas de peaje y en las máquinas canceladoras, tanto en el inicio del viaje como en cada transbordo.
Ir en transporte público de manera regular ayuda a reducir las emisiones de CO2 y alivia el tráfico de las ciudades, contribuyendo de este modo a una movilidad sostenible que no daña la salud de los ciudadanos ni tampoco favorece al calentamiento global ni al cambio climático.

Cerrar menú