Sabías que hay un estadio que funciona con baterías de coche eléctrico?

Sabías que hay un estadio que funciona con baterías de coche eléctrico?

El Amsterdam ArenA es uno de los grandes estadios que hay en Europa: con 54.000 asientos, ha sido el escenario de grandes eventos, y recientemente ha pasado por toda una serie de renovaciones para hacerlo energéticamente más eficiente antes de que tome el nombre oficial de Johan Cruyff Arena. Entre estas medidas, se ha instalado un sistema basado en 280 baterías usadas de Nissan Leaf – sí, del mismo Nissan Leaf que corre por las calles – como soporte energético. Esto hace que los generadores diesel ya no sean necesarios en este templo del fútbol y, lo que todavía lo hace más interesante, que el estadio también sirva como un distribuidor de electricidad cuando esta energía almacenada no se está utilizando.

Y sí. Lo ha leído bien: las 280 baterías que se utilizan son de segunda mano.

Esto se debe porque los coches eléctricos cada vez tienen más autonomía, por ejemplo: con una sola carga completa el Renault Zoe puede correr unos 400km, cuando sólo hace unos años la autonomía era bastante más limitada. Pero las baterías no sólo duran más en la carretera, sino que su vida útil como tal se puede alargar incluso después de hacer su trabajo en un vehículo eléctrico, como almacén de energía eléctrica de uso doméstico. O por un estadio!

De hecho, aparte de las baterías para el Amsterdam ArenA, Eaton y Nissan también han desarrollado los sistemas de baterías domésticas xStorage, que almacenan energía proveniente de fuentes renovables, como la solar, para usarla en casa o para cargar el coche.

Es obvio que los fabricantes saben que el coche eléctrico es un cambio mucho mayor que un simple paso de cambiar de combustible, sino que también significa una revolución profunda en nuestras vidas y la manera que tenemos de consumir electricidad. Sólo una muestra: se imaginan que puede tener electricidad en casa durante un apagón general de todo el barrio gracias a la batería de su coche? Es más, se imaginan que puede vender esta energía almacenada en la red? Esto último se llama V2G (Vehicle to Grid) y Nissan y Endesa ya hace un par de años que lo están desarrollando.

En promedio un coche particular pasa el 90% de su tiempo estacionado, y de este 90% casi siempre lo hace en un estacionamiento privado. Y si el Amsterdam ArenA tiene 280 baterías para 54.000 personas, que no puede hacer la batería del coche eléctrico por una casa? Mirémoslo de esta manera: Durante la noche es cuando hay menos demanda de energía, y por tanto el precio del Kw / h es más bajo. Es el mejor momento para hacer una carga lenta en el coche, ya que en promedio necesita unas 8 horas. Pero si por la mañana no cogemos el coche, los podemos mantener enchufado a la corriente y utilizar la carga durante la hora punta de demanda de energía y así poder ahorrar. Ah! además, recordamos que hay tarifas especiales para poder cargar los coches eléctricos. Es más, si no hiciésemos servir la carga podríamos vender la electricidad a la red.

Hay que tener en cuenta también que a la hora de utilizar el coche, es mucho más barato hacer correr uno eléctrico que uno que vaya con combustible convencional. Hacemos la comparación entre el Volkswagen Golf y su hermano electrificado: el primero gasta en carretera unos 4 litros cada 100kms, mientras que el e-Golf tiene un consumo de 12,7kWh / 100kms. Si hacemos caso de esta herramienta, podemos ver que el coste por km de la versión eléctrica es irrisorio, mientras que con el Golf en gasolina notaríamos el precio del combustible.

Si un estadio utiliza las baterías de coches eléctricos para abastecerse, imagina cómo será tener todo el coche eléctrico!

En Live Barcelona te ayudamos a saber como un coche eléctrico puede ayudarte a ahorrar. Pulsa aquí para saber más.

Cerrar menú