La UE pretén que al 2050 tots els vehicles siguin sostenibles

Los vehículos elèctricos se han convertido en un punto indispensable en la estrategia sobre transporte de la Unión Europea debido a los elevados índices de contaminación, tanto ambiental como acústica, existentes en las ciudades del continente.

En los planes de futuro previstos por la Unión Europea se contempla una reducción de la mitad de los vehículos de carburante convencional en 2030 y una total sustitución de éstos por vehículos sostenibles en 2050. Para poder lograr estos objetivos, uno de los planes que la UE se plantea es el transporte de mercaderías libre de emisiones de CO2 y gases contaminantes en los centros urbanos.

Teniendo en cuenta que las previsiones estiman que en el año 2050 más del 70% de la población mundial vivirá en ciudades, el vehículo eléctrico se perfila como la mejor alternativa para los desplazamientos urbanos y periurbanos y como solución al problema ecológico que supondría el aumento del número de vehículos en circulación.

Cerrar menú