La UE fixa com a objectiu la reducció del 40% de les emissions de CO2 per al 2030

El pasado 22 de enero, la Comisión Europea fijó los objetivos climáticos y energéticos para los países miembros de la Unión Europea. El Parlamento ha aprobado una resolución en la que pide al Ejecutivo comunitario y a los Estados miembros que creen sus propios objetivos nacionales individualizados, en función de su situación, para conseguir, entre todos, reducir las emisiones de los gases invernadero en un 40%, respecto a los niveles existentes en 1990, para el año 2030.

La promoción de las fuentes de energía renovables también han sido uno de los puntos a tratar. Con el fin de lograr más independencia energética y hacer un uso más eficiente de los recursos europeos, la Eurocámara ha fijado como otro de los objetivos alcanzar el 27% de producción energética a través de fuentes renovables. En este caso concreto no se han establecido cuotas obligatorias por países sino que es una cifra que debería alcanzar la UE en su conjunto.

Además, y con la finalidad de reforzar su responsabilidad con la reducción de emisiones, la UE ha formalizado su compromiso ante la ONU mediante una carta con la que se compromete, esta vez, a reducir un 20% las emisiones de dióxido de carboneo para 2020. Con esta carta, la Unión Europea muestra su apoyo, de manera oficial, a la Declaración de Copenhague que, entre otros aspectos, obligaba a los diferentes países a notificar sobre sus compromisos de CO2 antes del 31 de enero.

Cerrar menú