La mobilitat sostenible es dirigeix cap a una combinació de diferents tecnologies?

Entrevista a Andrew Shepherd de Energias Alternativas y Desarrollo Accesorios de SEAT y Jordi Caus, ingeniero y responsable de e-Mobility de SEAT

¿Cuáles son los factores clave de la movilidad sostenible?

Jordi Caus (J.C.): Para definir los factores importantes, no olvidemos que todo parte de un problema medioambiental. Somos conscientes del cambio climàtico que dicen los científicos que está sucediendo y esto deriva en políticas a nivel europeo. Es necesario optimizar la eficiencia, las emisiones de CO2 y otras contaminantes en todos los sectores. Estamos delante de un gran reto a escala global y nos lleva a todos como sociedad, y nosotros como industria en particular, a trabajar en ello para cambiarlo. Además, nivel de usuario, a día de hoy existen ventajas económicas muy claras en el caso de Gas Natural Comprimido (GNC) y, en el caso del vehículo eléctrico (VE), las habrá a medida que bajen los costes de la tecnología.

El GNC y la electricidad se postulan como dos alternativas a la gasolina y el gasoleo. ¿Qué pros y contras presentan cada una?

Andrew Shepherd (A.S.): Las ventajas del GNC, se puede resumir como las tres “S”: el Save Money, como la ventaja económica; la sostenibilidad, como la ventaja ecológica; y la seguridad. Son vehículos diseñados desde el principio para funcionar con GNC. Los coches salen de fábrica con todas las garantías de calidad y homologación que exige la ley. La gran desventaja, actualmente, es la infraestructura. En España hay menos de 40 puntos públicos donde repostar GNC. En Cataluña existen sólo 11 puntos.

A nivel de autonomía, el SEAT León TGI, por ejemplo, tiene una autonomía total de 1360km: en modo gas, la opción ecológica y económica, dispone de 420km, m´ss los 940km de autonomía adicional gracias al depósito de gasolina de 50l. El León TGI puede recorrer 100km con el coste actual del combustible por 3,50€. Eso significa que se puede conducir de Barcelona a Madrid con 20€, lo cual supone un 30% menos del gasto si el mismo trayecto lo hacemos con un modelo de gasóleo y un 50% menos en el caso del modelo de gasolina. Otra ventaja económica que presenta el Gas Natural es su bajo nivel de impuestos, que, a nivel europeo y, como mínimo, hasta 2018, estará muy poco gravado. En cambio, una desventaja sería el gasto económico a la hora de repostar gas natural desde casa. Aunque existen compresores de gas para uso en domicilio, esto supone un gasto adicional de electricidad para poder comprimirlo que incrementaría un 40% más su coste.

J.C.: La autonomía del vehículo eléctrico está por debajo de los 200km y su utilización se centra en el entorno urbano. El VE no está especialmente pensado para trayectos como Barcelona – Madrid, porque no se dispone de infraestructura de recarga rápida. Es por eso que apostamos mucho por el híbrido enchufable, por su autonomía y posibilidad de poder hacer trayectos largos. Las ventajas del vehículo eléctrico son la alternativa de propulsión ecológica eficiente y una nueva experiencia de conducción. Una desventaja sería la elevada inversión inicial, lo que provoca que a pesar de los menores costes de uso, la amortización (dependiendo del tipo de vehículo y uso) no está a día de hoy muy clara. Los factores más influyentes para calcular la amortización son el valor residual, las subvenciones y los quilómetros al año que se hagan. Otro contra, compartido con el GNC, sería también la infraestructura de la recarga vinculada (recarga doméstica) que, a día de hoy en muchos casos sigue siendo costosa.

¿Hacia dónde se dirige la movilidad sostenible y en qué aspectos se está trabajando?

J.C.: La movilidad sostenible se dirige a un mix de distintas tecnologías. A día de hoy, tenemos claro que no hay ninguna tecnología que se vaya a imponer. La gasolina y el diesel con motores cada vez más eficientes, van a seguir conviviendo durante muchos años con alternativas como el gas natural comprimido, el híbrido enchufable y el vehículo eléctrico. Cualquier previsión en las próximas décadas indica un mix de las tecnologías y de una movilidad mucho más adaptada dependiendo al tipo de necesidad y la demanda del mercado. En la movilidad eléctrica, a nivel técnico, se está trabajando en aumentar la energía de las baterías para poder hacer más kilómetros de autonomía y, también, bajar los costes para que esta tecnología sea más asequible en el mercado. A nivel comercial, se está trabajando especialmente con la comunicación (para dar a conocer la tecnología) y el valor residual del vehículo (para facilitar una amortización favorable).

A.S.: El Gas Natural no deja de ser principalmente gas metano. Su obtención de fuentes renovables – el llamado biometano – tiene mucho futuro, al igual que la generación de metano de biomasa. Los residuos que generamos en la sociedad moderna son una fuente muy interesante de metano y actualmente estamos estudiando su utilidad como combustible.

Gas Natural Fenosa y SEAT firmaron un acuerdo estratégico recientemente, ¿nos podría explicar en qué consiste?

A.S.: El acuerdo estratégico de SEAT con Gas Natural Fenosa es muy importante, principalmente, para solventar la falta de infraestructura. En España y en una empresa como SEAT, hay un gran interés hacia las ventajas del uso de GNC. Por eso es necesario dar un impulso a fomentarlo como combustible, que haya modelos disponibles en el mercado y crear infraestructuras disponibles para que los clientes puedan repostar. La unión de SEAT y Gas Natural Fenosa, dos compañías líderes cada una en su segmento, significa un gran impulso en España. En el proyecto se trabajaran varios aspectos: comunicación, marketing, modelos de negocios, flotas e I+D. Esto nos facilita, por ejemplo, la instalación de puntos de recarga de gas en concesionarios de SEAT y poder complementar así la red existente de Gas Natural Fenosa en todo el país. En SEAT queremos que nuestros clientes en España, puedan disfrutar de las múltiples ventajas del GNC, tal como lo hacen muchos de nuestros clientes en otros países europeos, como Italia y Alemania, donde su uso está muy extendido.

Sabemos que SEAT apuesta por el GNC, y ha realizado diversos pilotos en vehículos eléctricos. ¿En qué punto os encontráis ahora mismo?

J.C.: SEAT apuesta por todas las tecnologías. A nivel de I+D seguimos trabajando en nuevos proyectos de desarrollo, tras finalizar en 2013 el proyecto de cesión de vehículos de flota a diferentes empresas e instituciones. Estos vehículos de flota a diferentes empresas e instituciones. Estos vehículos se siguen utilizando nivel interno para recoger datos que, junto con los que recogimos en la experiencia con cliente, sirven para mejorar los futuros productos. A nivel de compañía, estamos analizando cuál es el momento óptimo para entrar en el mercado, teniendo en cuenta la demanda de nuestro propio cliente.

Cerrar menú