Híbrido enchufable, el primer paso hacia el eléctrico puro
Híbridos enchufables, el primer paso hacia la electrificación total

Híbrido enchufable, el primer paso hacia el eléctrico puro

Los coches híbridos enchufables son una buena alternativa como primer paso hacia la electrificación total. 

Quiero un coche eléctrico, pero me da miedo quedarme sin batería.

La novedad genera dudas y, aunque cada día sabemos más sobre el coche eléctrico, algunos usuarios dudan al decidirse. Existen muchas razones para decantarse por un eléctrico puro y te las contamos todas en éste artículo.

Pero si aún tienes dudas la primera y mejor opción es el híbrido enchufable, o lo que es lo mismo PHEV.

Estos vehículos son una mezcla entre los coches eléctricos y los híbridos normales o llamados HEV, que disponen de un motor de combustión y uno eléctrico. Ambos se combinan para que la circulación se haga de eficiente consiguiendo el menor consumo y las mínimas emisiones posibles.

Los PHEV tienen una batería para el motor eléctrico y que marcará la autonomía del coche para circular en EV. Este motor eléctrico predomina durante la conducción y se combina con un motor de combustión cuando la batería se agota. Se puede cargar como un coche eléctrico, enchufar y listo.

Con etiqueta CERO emisiones o con la etiqueta ECO

La autonomía eléctrica de los PHEV marcará la diferencia entre la etiqueta ECO (<40km) y 0 (>40km)

Esto quiere decir que los híbridos enchufables con una autonomía superior a 40 Km no están afectados por las restricciones de tráfico en episodios de alta contaminación en las grandes ciudades. También pueden circular por el carril bus-VAO en cualquier situación, aparcar en las zonas verdes y azules de forma gratuita hasta 2 horas y disponer de los peajes gratuitos de lunes a viernes, ventajas aplicadas a los coches eléctricos.

Independientemente de la etiqueta también pueden aparcar y recargar gratuitamente en los puntos de carga públicos habilitados por los ayuntamientos y en los centros comerciales.

Tener el distintivo CERO emisiones evita pagar el impuesto de matriculación y rebaja considerablemente el de circulación, hasta un 75%.

¿Qué pasa si me quedo sin batería?

Los híbridos enchufables conectan de manera automática el motor de combustión en el momento que se agota la batería que alimenta el motor eléctrico. De esta manera no tienes que estar pendiente ni sufrir por la posibilidad de quedarte tirado en la cuneta.

Los PHEV son ideales para trayectos cortos de lunes a viernes donde la distancia recorrida para ir a trabajar o hacer gestiones ronde los 40 Km. Si este es tu caso quiere decir que no gastarás ni un céntimo en gasolina entre semana y que tan solo invertirás en tu movilidad 1 euro de electricidad al día para cargar la batería si lo haces en tu casa o en tu plaza de parking con tarifa normal y 0,40€ con tarifa reducida.

Suavidad y potencia eléctrica

Como ocurre con los coches eléctricos puros la suavidad y la comodidad imperan dentro y fuera del vehículo cuando se circula en EV. El silencio del motor sumado al automatismo hace que te reencuentres con una conducción tranquila y relajada, sin estrés, ideal para apaciguar los nervios al volante.  A todo esto, hay que añadir que mientras el PHEV circula en modo eléctrico no contamina ni hace ruido, por tanto, ayuda a mejorar el aire que respiramos y disminuye el ambiente sonoro del tráfico.

Durante la conducción eléctrica la potencia se obtiene al instante, sin necesidad de revolucionar el motor. La aceleración es inmediata y da respuesta activa a los conductores más exigentes.

La combinación de dos mundos

Los PHEV están diseñados para priorizar la conducción eléctrica y la eficiencia energética.

Mientras haya batería su funcionamiento será siempre en EV y en el momento que se acabe pasará al modo híbrido, dónde el motor de combustión moverá el vehículo a la vez que irá recargando la batería para poder usarla inmediatamente cuando las exigencias del pedal del acelerador disminuyan. Hay que sumarle también la regeneración de cada frenada, es decir, cuando desaceleramos el coche genera energía que la transfiere a la batería. Esta eficiencia reduce considerablemente el consumo de combustible en conducción térmica. En general, los híbridos enchufables consumen menos que los híbridos normales.

La combinación de estos dos mundos trabaja en sintonía para optimizar el rendimiento, la eficacia y el consumo.

Suben los ecológicos

Según datos de la Federación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), las matriculaciones de vehículos eléctricos, híbridos y de gas crecieron un 65% en el mes de marzo con respecto al mismo mes del año anterior. Esto ha hecho cerrar el primer trimestre de 2019 con un total de 35.230 vehículos ecológicos matriculados lo que representa un aumento del 50% respecto al 2018. En marzo la Comunidad de Madrid ha incrementado sus compras de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en un 219%, hasta las 1.344 unidades. Acapara el 60% de las ventas en España, seguida de Cataluña y el País Vasco.

Electricidad vs. Gasolina

La gasolina está por las nubes. Subió su precio en Semana Santa y la previsión sigue al alza. Llenar el depósito cuesta cada día más. El ahorro que supone pasarse al eléctrico es muy considerable. Si con un coche de combustión y un uso normal gastamos alrededor de 120 € en gasolina al mes, con un eléctrico pagaríamos 10,32 € de electricidad para hacer los mismos Km. Dar el paso hacia la electrificación está en nuestras manos y ahora con las ayudas y los incentivos de las administraciones ya no tenemos excusas. Puedes consultarlas en nuestro apartado de ayudas e incentivos.

Cerrar menú