ESCAPADA A LA NIEVE CON UN VEHÍCULO ELÉCTRICO
Car tires on winter road covered with snow. Vehicle on snowy alley in the morning at snowfall

ESCAPADA A LA NIEVE CON UN VEHÍCULO ELÉCTRICO

La temporada de esquí ya se ha inaugurado y muchos ya tienen la vista puesta en su próxima escapada a la nieve. En Cataluña podemos presumir de unas estaciones de esquí muy completas y de un acceso directo a las impresionantes montañas de Andorra, por lo que la tentación de ponerse las botas está ahí cada fin de semana o festivo.

A la hora de programar unos días de esquí hay que tener en cuenta varios factores: el clima, el estado de la nieve, el alojamiento y, por supuesto, el transporte. Si bien hasta ahora era impensable plantearse un viaje de media distancia a bordo de un coche eléctrico, cada vez son más los avances en este terreno y a día de hoy ya es posible planificar tu esquiada en el Pirineo catalán o en Andorra con un vehículo de movilidad alternativa. ¿Cómo? Elaborando un plan detallado de viaje que nos ayude a superar los principales temores:

1. ¿Podré recargar mi coche eléctrico de camino a la montaña?


La respuesta es sí. En el trayecto Barcelona-Andorra, por ejemplo, disponemos de dos puntos de carga estratégicos: uno en Aviá (Avinguda de Pau Casals, 22), cerca de Berga y otro en la Seu d’Urgell (Passeig de Joan Brudieu). El de la Seu d’Urgell nos conviene también si nuestro destino es la Cerdanya.
Si en cambio nos dirigimos a la Vall de Núria, podremos hacer parada técnica para recargar en Ripoll (Carrer de Berenguer el Vell).

Por otro lado, prácticamente todos los hoteles del territorio disponen de enchufes de carga eléctrica, ya que suelen utilizarlos para el mantenimiento de accesorios eléctricos de autobuses.

Para más información sobre la localización de los puntos de carga en el territorio catalán consultar el mapa del ICAEN aquí.

2. ¿Cuánto durará el viaje?


Con las baterías de litio, más avanzadas tecnológicamente, se pueden recorrer entre 200-250km de manera autónoma, lo que equivale a unas dos horas a bordo sin parar, aproximadamente.

Teniendo esto en cuenta, habrá que planificar las paradas necesarias en función del trayecto previsto y del tipo de carga disponible.

En el caso de la carga semi-rápida, necesitaremos alrededor de una hora de carga. Si se trata de un punto de carga rápida, en cambio, podemos tener nuestro automóvil listo en 10 minutos. Todas las marcas de VE admiten carga rápida. Ya sea con conector Chademo, CCS o Mennekes.

¿Hay peligro de perder autonomía debido a las bajas temperaturas?


Es inevitable pensar en un viaje a la montaña y preocuparse por cómo afectarán las bajas temperaturas a nuestro vehículo, sea éste eléctrico o de combustible fósil. Afortunadamente, los principales fabricantes de vehículos eléctricos ya han pensado en ello y algunos como Nissan, por ejemplo, ofrecen el “pack invierno”, que, con el objetivo de ahorrar energía, sustituye la calefacción tradicional por aire caliente enviado directamente al volante y asientos.

De esta manera, podemos permanecer a buena temperatura en el interior de nuestro coche sin miedo a gastar toda la batería.

Queda claro, pues, que programar un fin de semana en la montaña con nuestro vehículo eléctrico es más fácil de lo que parece. Sencillamente, se trata de ser rigurosos con la planificación del viaje y tener en cuenta recorrido y horarios. El resto consistirá únicamente en disfrutar del viaje.

Cerrar menú