Entrevista a Antoni Martínez, Director General de l’Institut d’Investigació d’Energia de Catalunya (IREC)

¿De qué manera contribuyen los vehículos eléctricos en el desarrollo sostenible de la sociedad?

El transporte supone aproximadamente el 40% del consumo de energía primaria en Cataluña y es la principal fuente de emisiones contaminantes en las grandes ciudades. Los vehículos eléctricos son una oportunidad para reducir significativamente la contaminación en las ciudades así como la dependencia de los combustibles fósiles integrando las energías renovables en el sector del transporte. De esta manera se reducirá nuestra dependencia energética, incrementando la seguridad de suministro, favoreciendo el medio ambiente y mejorando nuestra balanza comercial.

¿Qué áreas relacionadas con el campo de la movilidad eléctrica tratan en el IREC? ¿Y en qué proyectos relacionados con este sector trabajan?

En IREC, desde hace cuatro años, trabajamos en la movilidad eléctrica, participando en numerosos proyectos que cubren toda la cadena de valor: desde la tecnología en los vehículos, hasta la integración de energía renovable para la recarga de vehículos eléctricos, pasando por los sistemas inteligentes de recarga, así como aspectos normativos y regulatorios.

Por ejemplo, estamos trabajando en el proyecto VERDE dentro del consorcio liderado por SEAT para desarrollar un coche eléctrico, en el proyecto europeo Green eMotion para el estudio y demostración de la interoperabilidad de la movilidad eléctrica en Europa o en el proyecto de redacción del Libro Blanco de la Movilidad Eléctrica en Cataluña, liderado por el Clúster de Eficiencia Energética de Cataluña (CEEC).

¿Nos podría explicar uno de los proyectos?

Nuestro principal proyecto, por su alcance y volumen, es el Green eMotion. Este proyecto está financiado por la Comisión Europea, dentro del séptimo programa marco (FP7) y se centra en resolver uno de los principales retos tecnológicos del vehículo eléctrico: la interoperabilidad. Dentro de este proyecto, en el que participan fabricantes de vehículos, fabricantes de equipamiento de recarga, empresas eléctricas, administraciones públicas y entidades de investigación, se persigue el objetivo de ser capaces de conducir un vehículo eléctrico desde Barcelona hasta cualquier punto de la Unión Europea sin encontrar ninguna dificultad para recargarlo. Esto requiere superar un conjunto de metas entre las que se debe destacar la estandarización de los sistemas de recarga y la interoperabilidad entre operadores de recarga, más conocida como “roaming”.

¿Qué futuro augura para la movilidad sostenible?

En la sociedad actual la movilidad sostenible es una obligación y, en este marco, la movilidad eléctrica puede jugar un papel muy importante. En este momento ya se ha conseguido hacer un trabajo importante en el mundo de la investigación para conseguir crear una oferta tecnológica suficientemente grande como para testear la aceptación en el mercado de los vehículos eléctricos. A partir de este momento la satisfacción de los consumidores, la evolución del contexto energético europeo (en cuanto a precios energéticos), y el marco regulatorio energético y ambiental, serán los factores clave para decidir si esta vez habrá una transición generalizada hacia la movilidad eléctrica o serán otras opciones tecnológicas las que triunfen.

¿Cómo cree que la investigación desarrollada en IREC y en el mundo científico/universitario en general, puede ayudar a consolidar esta nueva tecnología?

Escuchando el mercado y las políticas públicas de promoción de eficiencia energética y la protección del medio ambiente. En este sentido, IREC tiene una posición privilegiada debido a que es un centro que nace de la colaboración entre el mundo empresarial, la administración pública y las universidades. Por lo tanto, seguiremos estos principios para definir cuál es el camino que se debe tomar después de este primer boom de la investigación entorno la movilidad eléctrica.

Un estudio de Lux Research prevé un crecimiento anual de las ventas de vehículos eléctricos en un 18%. ¿Qué opina?

Es cierto que determinados segmentos de mercado entorno a los vehículos ligeros (cuadriciclos y motocicletas) están creciendo bastante. Lo mismo se puede apreciar en los vehículos de servicios urbanos (mantenimiento, gestión de residuos, transporte colectivo). A pesar de ello, las perspectivas de negocio para otros nichos de mercado muy relevantes como pueden ser los turismos, están lejos de las previsiones estimadas dos o tres años atrás. Hay diversos factores que pueden explicar estos eventos, entre los que cabe destacar la crisis económica, el desconocimiento de la oferta por parte de los ciudadanos, o las dificultades de recarga de los vehículos a nivel doméstico (pese a haberse producido grandes mejoras en este sentido durante los últimos años). La evolución de estos factores marcar la tendencia real, que esperamos sea elevada para el bien de la situación energética, ambiental y por el bien de la industria catalana.

Cerrar menú