El sector comercial aposta pel vehicle elèctric

El sector de los vehículos comerciales sigue produciendo novedades en cadena. Todas las grandes marcas continúan renovando sus pequeñas y grandes furgonetas, no en vano las ventas en este segmento no dejan de crecer, a la par que los nuevos modelos son un compendio casi perfecto de prestaciones y tecnología.

Este verano ha llegado también el nuevo Opel Vivaro, totalmente renovado, y que se ofrece en dos alturas y cuatro configuraciones. Llega con dos motores y cuatro potencias. La nueva Vivaro ha ganado 216 milímetros tanto en altura como en longitud con respecto a la generación anterior, y es todo una síntesis de versatilidad y tecnología, por ejemplo incorpora el sistema Opel IntelliLink, que integra las funciones de un smartphone en la pantalla táctil de gran resolución y siete pulgadas, con manos libres y bluetooth. No en vano, la Opel Vivaro acaba de ganar el Premio EcoMotor al mejor vehículo comercial, galardón que se le entregó en el pasado Salón del Automóvil de Madrid.

En la factoría que el grupo PSA posee en Vigo se ensambla la versión eléctrica del polivalente Citroën Berlingo. Desarrollado en colaboración con la Xunta de Galicia, su carrocería ha sustituido su motor propulsor convencional por un motor eléctrico de tecnología Mitsubishi y que aporta una potencia equivalente a 67 caballos, lo cual permite arrancar al Berlingo completamente cargado en una pendiente de hasta el 25 por ciento. Su carga útil es de 673 kilos, disponiendo de un espacio de 3,7 metros cúbicos. A diferencia de otras versiones eléctricas, el Berlingo E no ha restado espacio al de motor convencional. Su batería puede recargarse en un enchufe doméstico, proceso que dura entre 8,3 y 15 horas, o bien con un cargador rápido que garantiza el 80 por ciento de la carga en sólo media hora de conexión. Con una carga completa, el Citroën Berlingo E es capaz de recorrer hasta 170 kilómetros de distancia.

Y para terminar, no podemos pasar por alto a la nueva Nissan e-NV200, que incorpora al vehículo comercial la experiencia de la firma japonesa con el modelo Leaf, con un motor cien por cien eléctrico. Por lo tanto, el gasto en mantenimiento es un cuarenta por ciento inferior al modelo diésel, y el coste de la electricidad oscilará entre 1 y 2 euros cada 100 kilómetros, según pregona la marca. La cifra oficial de autonomía del vehículo es de 170 kilómetros, que deberían ser más que suficientes para un uso diario en una ciudad, sin grandes desplazamientos fuera de ella. Los tiempos de carga de la batería van desde las ocho horas en un enchufe convencional, hasta la media hora que podemos tardar en cargar hasta el 80 por ciento de la batería si utilizamos una toma de carga rápida. Con las distintas configuraciones de compra que tiene el vehículo, incluido el alquiler de las baterías, y con las ayudas al vehículo eléctrico, la e-NV200 puede llegar a costar poco más de 13.000 euros.

Cerrar menú