El Bicing elèctric es posarà en marxa a finals d’any

A finales de año se pondrá en marcha en Barcelona el Bicing eléctrico con 300 bicicletas, con un diseño parecido pero de color blanco, que estarán repartidas entre 45 estaciones, según ha anunciado el alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, este miércoles a la rueda de prensa de presentación.

El nuevo servicio, el cual el abono tendrá un coste de 14 euros anuales más el pago por el uso con un límite de entre 7.000 y 8.000 abonos, nace como complemento al Bicing actual con la voluntad de mejorar la eficiencia del servicio, donde facilitará los viajes más largos y de subida, a la vez que se potencia la imagen de Barcelona como ciudad líder de las Smart Cities. Con esta prueba piloto, que se realizará hasta marzo de 2017 y se desplegará en dos fases –en diciembre con 150 bicicletas y en enero de 2015 con el resto–, el consistorio busca consolidar este vehículo como un medio de transporte integral a la ciudad. El objetivo del proyecto es que actúe como multiplicador del número de usos diarios de la bicicleta a la ciudad.

Según ha explicado la segunda teniente de alcalde, Sònia Recasens, la prueba tiene un coste de unos cinco millones de euros –un millón correspondiente al funcionamiento, 2,3 millones de euros al coste durante la prueba piloto y 2,1 millones de mantenimiento–, de los que prevé recaudar 650.000 euros de ingresos. De las 45 estaciones –600 anclajes–, 32 forman parte de la red de B:SM y se situarán dentro de parkings subterráneos, a la vez que se aprovecha la vigilancia para minimizar el efecto del vandalismo, y 8 estaciones en aparcamientos privados y 5 más a pie de calle. La ubicación de las estaciones dentro de los parkings permitirá aprovechar los 250 puntos de recarga eléctrica ya existentes, lo cual evitará costes en la construcción de nuevas estaciones con un sistema de recarga a la calle.

Las bicicletas, que están fabricadas en Cataluña y tienen un peso máximo de 23 kilos, podrán circular por los carriles bici habituales y llegar a una velocidad de 25 kilómetros por hora. El tiempo de recarga completa será de dos horas y la vida útil de su batería de litio será de 20.000 kilómetros y estará incorporada en el chasis. El funcionamiento de las bicicletas eléctricas estará del todo integrado con el Bicing normal y compartirán el mismo horario, servicio informático, atención al cliente y servicios que proporciona la “app”, además habrá furgonetas adaptadas al servicio eléctrico para reponer vehículos y realizar el mantenimiento.

El alcalde Trias ha celebrado que, desde la implantación en 2007, el Bicing se ha consolidado como “el medio de transporte más eficiente y respetuoso con el medio”, y la llegada de la bicicleta eléctrica supone un paso adelante para hacer de Barcelona una ciudad más sostenible y líder dentro de las Smarts Cities. El director general de Clear Channel España –la empresa que gestionará el servicio–, Alberto Cáceres, ha dicho que este proyecto es una muestra de colaboración público-privada y de innovación en el tejido empresarial catalán, por lo que intentarán exportar el modelo a otros países.

Más información sobre el Bicing eléctrico.

Cerrar menú