De viaje por la Costa Brava y el interior de l’Empordà en coche eléctrico
Live Barcelona De viaje por la Costa Brava y el interior del Ampurdán en coche eléctrico

De viaje por la Costa Brava y el interior de l’Empordà en coche eléctrico

Rincones mágicos para escapadas de Cero Emisiones y 100% sostenibles. Ruta en coche eléctrico por la Costa Brava

Las vacaciones ya han empezado para muchos y, desde aquí, queremos animaros a descubrir algunas de las maravillas de la Costa Brava y de su interior a bordo de un coche eléctrico. Los trayectos son cortos y totalmente asequibles para viajar con tranquilidad, pudiendo disfrutar al máximo tanto del camino como del destino. Y aparcar en zonas azules o verdes es gratis, así como los peajes, aunque aquí no vayamos por autopista.

Además, teniendo en cuenta que la autonomía de este tipo de vehículos crece año tras año -hoy en día, por ejemplo, el Nissan Leaf E+ 3.ZERO supera ya los 350 km-, la ruta propuesta nos garantiza la seguridad y la confianza de no quedarnos sin batería.

Live Barcelona Ruta coche eléctrico por la Costa Brava
Recarga de coche eléctrico

Pero, por si acaso…

También ayuda saber que los puntos de carga de Barcelona y Girona suman 877, con 2.908 conectores, según la plataforma electromaps.com. Cabe destacar que Catalunya reúne la cuarta parte de las estaciones de recarga de todo el territorio estatal -como indica un estudio de la comercializadora de energías verdes Unieléctrica-, convirtiéndose así en la región líder en el impulso del vehículo eléctrico. Por su parte, la Generalitat, a través del Institut Català d’Energia (ICAEN), ha implantado además casi 100 puntos de carga rápida gracias al desarrollo del Plan PIRVEC, un programa estratégico para el despliegue óptimo de la infraestructura pública de recarga.

Blanes, la puerta de entrada a la Costa Brava

Live Barcelona Ruta coche eléctrico por la Costa Brava
Blanes (Costa Brava – Girona)

 

Antes de empezar nuestro viaje, hay que definir la ruta, localizar los puntos de recarga a lo largo del trayecto y calcular la autonomía y los tiempos de ‘repostaje’. Para ello, nuestras mejores compañeras serán las webs de electromaps y del ICAEN. Estas nos informarán de la ubicación de las estaciones de carga y del tipo de conectores, así como de su disponibilidad en tiempo real.

Dicho esto, partimos de Barcelona hacia Blanes, el primer pueblo de la Costa Brava. Por la C-32, la carretera arrimada a la costa, recorreremos 71 km en cerca de una hora. Allí podemos disfrutar de sus calas rodeadas de montañas, como la de Santa Cristina; del impresionante Jardín Marimurtra (considerado el mejor jardín botánico mediterráneo de Europa); del castillo de Sant Joan, el punto más elevado del municipio con unas vistas extraordinarias; o del islote de Sa Palomera, que marca simbólicamente el inicio de la Costa Brava. Tras las visitas, podemos cargar las pilas de nuestro coche mientras compramos ‘snacks’ y refrescos en el supermercado Aldi, que cuenta con un punto de carga gratuito y dos enchufes. Sus conectores son ideales para un Renault Zoe, pues en 20 minutos es posible recargar hasta 50 km.

Calella de Palafrugell, epicentro de la relación entre la Costa Brava y Cuba

Live Barcelona Ruta coche eléctrico por la Costa Brava
Calella de Palafrugell (Costa Brava – Girona)

 

Salimos de la comarca de La Selva para adentrarnos en la del Bajo Ampurdán, donde ya apreciamos paisajes más rocosos, más ‘bravos’. A través de las carreteras GI-682 y C-31, nos dirigimos a Calella de Palafrugell, un pequeño pueblecito de pescadores, pintoresco y muy auténtico, donde en verano se honran las relaciones entre la Costa Brava y Cuba (muchos emigrantes catalanes regresaron de ese país en el siglo XIX tras intentar hacer fortuna allende los mares), con las canciones habaneras.

A este maravilloso enclave llegaremos tras conducir unos 70 km (casi 1 hora y 35 minutos). Para apagar el calor, nos zambulliremos en las aguas cristalinas de sus diferentes calas, perfectamente preservadas. Más tarde, aparte de callejear por sus serpenteados caminos, podemos apuntarnos a algún concierto del célebre Festival de Cap Roig. Haremos noche en el hotel Alga, situado en un rincón privilegiado, donde recargaremos nuestro vehículo rápidamente y por completo por 15€.

 

Hacia el mágico interior del Ampurdán

Live Barcelona Ruta coche eléctrico por la Costa Brava
Peratallada (Costa Brava – Girona)

 

Tras el desayuno y un chapuzón, dejamos atrás la playa para encaminarnos al interior, donde nos esperan pueblos medievales con un encanto mágico. Hablamos, por ejemplo, de Peratallada, Rupià, La Pera, Púbol, Ullastret o Pals, municipios de espíritu rural casi hermanos geográfica y culturalmente, aunque cada uno posee y mantiene su carácter propio. Desde Palafrugell, la localidad más alejada de las mencionadas es La Pera, a 23 km de distancia al noroeste y a media hora por la C-31 y la C-66. A su lado está Púbol -residencia de Gala, pareja de Dalí-, que, junto a Figueras y Cadaqués, forma parte del llamado Triángulo Daliniano. En Ullastret visitaremos el asentamiento íbero más grande de Catalunya, realmente impresionante.

Una vez recorridas estas joyas recónditas y apartadas del turismo masivo, seguimos nuestra ruta hasta Selva de Mar, no sin antes detenernos en L’Estartit, a unos 20 km. Allí podemos practicar submarinismo en las Islas Medes y descubrir su fantástica vida marina. Mientras cargamos el coche en el punto municipal gratuito, aprovecharemos para comer y recuperar fuerzas. Volvemos a la carretera y, tras 66 km y poco más de una hora, llegamos al final de nuestra escapada: La Selva de Mar -un bellísimo pueblo con un patrimonio arquitectónico medieval magníficamente preservado-, y su playa y puerto, El Port de la Selva. Recomendamos un baño en la Cala Tamariua, un espacio salvaje y poco concurrido con deslumbrantes aguas turquesa. Y, para culminar la experiencia, nada mejor que una cena con vistas al mar disfrutando del pescado y marisco local.

¡Preparad las maletas que nos vamos ya!

Cerrar menú