Cómo moverse por la ciudad de forma sostenible
Live_Barcelona_Movilidad_sostenible

Cómo moverse por la ciudad de forma sostenible

Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades. En el caso de Europa es el 75%. Son los centros neurálgicos de la industria, el comercio y la formación, los que generan la mayor parte del PIB. La mayoría de ciudadanos necesitan y desean vivir en ellas, pero a la vez, esta densidad de población genera grandes retos sociales, económicos y medioambientales. La movilidad es clave para la calidad de vida y una buena gestión es responsabilidad de todos, de los Ayuntamientos, de las empresas pero también de cada individuo. Tú puedes contribuir a que tu ciudad sea más limpia y que las consecuencias negativas generadas por la contaminación desciendan.

Andar o ir en bicicleta son las opciones más recomendables

Una persona adulta en un estado físico aceptable puede asumir 4 o 5 kilómetros a pie para ir al trabajo. Y como sabemos las ciudades están haciendo un esfuerzo para habilitar cada vez más carriles bici. El transporte público sigue siendo la mejor manera de desplazarse, donde los viajeros ocupan cincuenta veces menos espacio y emiten un 70% menos de dióxido de carbono que el vehículo privado. Cuando el número de buses eléctricos vaya aumentando, también lo hará este porcentaje. De momento, desde mayo del año pasado que TMB ya ha incorporado el primer bus articulado 100% eléctrico.

Los híbridos serán gradualmente sustituidos por los totalmente eléctricos. Pero además de los buses, el metro, los ferrocarriles y el tranvía hay más maneras de desplazarse de manera eléctrica que quizás no conocías:

La bici eléctrica

No todos estamos hechos para pedalear arriba y abajo como si fuéramos Miguel Indurain, nuestro barrio tiene muchas subidas o no nos conviene sudar. Hay muchos motivos que a veces nos hacen rechazar este tipo de transporte. Pero algunos de estos motivos desaparecen en el caso de las bicicletas eléctricas, que hacen el trabajo cuando tú ya estás cansado. Y tienes diferentes opciones: comprar una, en este caso incluso la AMB ha sacado una línea de subvenciones para adquirir bicicletas eléctricas, hay 500 cada año y te dan 250 € para adquirir tu bicicleta eléctrica. En esta tienda de Barcelona, incluso te ayudan a tramitarlas si compras una de sus bicicletas.

Muchas son plegables y ligeras así que son cómodas para llevártelas donde quieras. Tienen una autonomía de entre 40 y 80 km y unos motores potentes que te permiten desplazarte cómodamente y a una velocidad considerable (25-30 km / h). La mayoría de tiendas también ofrecen patinetes eléctricos, otra manera cómoda y divertida de desplazarse por la ciudad. La otra opción es alquilar una bici eléctrica, hay muchísimas casas de alquiler por toda la ciudad y se está introduciendo, como ya hace tiempo se hizo con las motos, el concepto de bicisharing con aplicación. El pasado junio, se instaló en Barcelona una empresa californiana que ha introducido 500 motos y 1000 bicicletas eléctricas en la ciudad.

Vigilad con las especificaciones y no confundáis una bici eléctrica con una moto eléctrica, como le pasó a Gerard Piqué.

Los vehículos eléctricos urbanos

Pero si ninguna de las opciones anteriores te sirve y necesitas un vehículo, porque sueles ir cargado con cosas, hace mal tiempo, hay mala combinación o la distancia es demasiado grande para hacerla en bici o moto, cada vez hay más opciones de coches eléctricos urbanos para moverse por la ciudad. Encontramos este tipo de modelo que no necesita carné, es muy pequeño y compacto y puede acceder a zonas restringidas a la circulación.

O este nuevo coche construido con una impresora 3D que vale menos de 8.000 euros. Es cierto que no pueden ir a más de 70km / h pero los aparcas casi en todas partes y son muy cómodos para moverse por la ciudad y alrededores.

La opción de carsharing y de motosharing

Si no tenías en mente adquirir ningún vehículo también está la opción de carsharing eléctrico y de motosharing, que está comprobado que saca de circulación entre 15 y 20 coches particulares para coche utilizado con este sistema. Es un negocio incipiente pero como todas las iniciativas relacionadas con la movilidad sostenible, irá creciendo. De momento hay esta empresa y el precio del alquiler es de unos 25 céntimos el minuto.

En definitiva, las opciones para moverte por la ciudad y los alrededores de una manera sostenible son muy numerosas, cada vez más cómodas y fáciles así que ya no tienes excusa para usar tu coche de combustión fósil para desplazamientos interurbanos. Vivir en un entorno saludable y más sostenible está en manos de todos nosotros.

Cerrar menú