CÓMO CUIDA BARCELONA LA CALIDAD DEL AIRE Y PORQUÉ ES UNA CIUDAD RESILIENTE

CÓMO CUIDA BARCELONA LA CALIDAD DEL AIRE Y PORQUÉ ES UNA CIUDAD RESILIENTE

La preocupación de las ciudades por la calidad de su aire va en aumento y últimamente se han empezado a aplicar medidas innovadoras para tal de minimizar el impacto del ser humano en el medio ambiente. Como es lógico, el tránsito está en el punto de mira de todas estas medidas, ya que es la primera causa de contaminación atmosférica.

Barcelona es una de las ciudades más amenazadas por la contaminación, con unos niveles que superan los que marca la OMS en relación a los PM10 y PM2,5, y supera los valores límites de NO2 en las zonas de tránsito intenso

No obstante, Barcelona se ha incorporado en la red de las 100 ciudades resilientes promovida por la Fundación Rockefeller, lo que significa que ha sido reconocida por su capacidad de reponerse después de una situación de crisis o bien de estar preparada para enfrentarse a una. De hecho, Barcelona presume de tener una de las estructuras más avanzadas y funciona como ejemplo para otras ciudades europeas. Es por eso que actualmente es la sede mundial del programa de resiliencia urbana ONU-Habitat, que trabaja para aumentar la resiliencia de las ciudades.

Todo esto se traduce en un amplio programa de acciones y protocoles concretos para hacer frente a las principales amenazas y riesgos de la ciudad. Y la calidad del aire es, evidentemente, uno de los puntos fuertes de este programa. El plan de Energía, Cambio Climático y Calidad del Aire 2011-2020 (PECQA, en catalán) define estrategias que favorezcan el aumento de la eficiencia energética, la presencia de energías renovables y la reducción de las emisiones de contaminantes desde el ámbito local. Uno de los objetivos principales es reducir un 23% las emisiones por habitante de aquí al 2020.

Por otra parte, se prevé que en los próximos años las temperaturas irán aumentando progresivamente y se darán situaciones meteorológicas extremas que podrían intensificar los episodios de contaminación atmosférica, por lo que ya se están preparando acciones de cara a incentivar y estimular un comportamiento ciudadano que potencie la mejora de la calidad del aire.

Una de estas acciones, y la que ha dado más que hablar estos últimos años, es la prohibición de la entrada a la ciudad a los vehículos más contaminantes durante los días en que la concentración de partículas y dióxido de nitrógeno sea de riesgo. A partir de este 2017, la Dirección General de Tráfico (DGT) se encargará de identificar los vehículos según su potencial contaminante y repartirá etiquetas de color azul, verde o amarillo. Puedes comprobar el grado de contaminación de tu vehículo introduciendo tu matrícula aquí. Atención porque esta medida será estructural a partir del 2020, cuando los vehículos más contaminantes tendrán restringida la circulación de manera permanente en todo el ámbito de la ciudad de Barcelona que quede comprendido dentro del perímetro de las Rondas, ya que pasará a ser considerado Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

En línea con todo este programa de acciones, el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, ha anunciado que convocará una cumbre sobre la calidad del aire durante el mes de enero . Este encuentro pretende organizar la puesta en marcha de todas las iniciativas destinadas a reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos derivadas del tránsito en Barcelona. Lo que es evidente, no obstante, es que el cambio hacia a una movilidad sostenible pasa por una concienciación sobre la responsabilidad individual de cada uno de nosotros. En la batalla contra los efectos del cambio climático y para la protección de nuestro planeta hemos de trabajar todos a una y por tanto es necesario un cambio de mentalidad global.
Si quieres saber cómo te puedes sumar al cambio, te lo contamos. aquí.

Cerrar menú