Cinco supercoches eléctricos: ¿quién dijo que los vehículos eléctricos no eran potentes?

Cinco supercoches eléctricos: ¿quién dijo que los vehículos eléctricos no eran potentes?

Quien piense que la electricidad y la velocidad en un vehículo eléctrico son conceptos alejados debe saber que existen unos supercoches que funcionan con motores eléctricos y que presumen de gran potencia y vistosos diseños deportivos capaces de batir récords de velocidad.

Si hacemos caso a los datos del Departamento de Energía de Estados Unidos, un coche con motor de gasolina o diésel convierte hasta un 21% de su energía de manera directa a las ruedas, ya que este transforma buena parte de la energía almacenada en el combustible en forma de calor (por lo que estos vehículos disponen de un intercambiador de calor situado en la parrilla delantera). Además, entre el motor y las ruedas está la caja de cambios, mucha fricción y mucho peso, que hace perder aún más energía. En cambio, un vehículo eléctrico transfiere entre un 59% y un 62% de su energía a las ruedas, ya que la cadena de tracción de este (batería, electrónica de potencia, motor) no presenta casi pérdidas energéticas, y por tanto , no necesitan ningún intercambiador de calor.

Que un vehículo eléctrico mantenga tanta energía en comparación con un vehículo convencional, significa que tiene más tracción, y más tracción significa que puede hacer mucho más con menos potencia. Así que, no lo dudes ni por un momento, ¡los coches eléctricos pueden ser muy potentes!
Hemos hecho una selección de cinco de los denominados supercoches; potentes, rápidos y elegantes, demuestran las capacidades de los eléctricos y de sus motores no contaminantes.

NIO EP9 – El eléctrico chino que no para de hacer récords
Del mismo modo que la Fórmula 1 es un banco de pruebas para los fabricantes a la hora de incluir innovaciones tecnológicas en sus coches, el fabricante chino NIO aprovecha su escudería de Fórmula-E para desarrollar la tecnología necesaria para crear coches que marquen una diferencia en el mercado del vehículo eléctrico.
China es el país con más vehículos eléctricos en circulación de todo el mundo – cerca de 350.000, según datos de la Agencia Internacional de la Energía – y la experiencia adquirida ha hecho que los fabricantes chinos NIO hayan apostado por sacar al mercado la ‘EP9, un coche deportivo, eléctrico y autónomo, que está marcando el paso a golpe de récord en varios circuitos de carreras. Por ejemplo, en Nürburgring fue el coche más rápido que ha completado el circuito norte, también conocido como ‘El infierno verde’, con un tiempo de 6′:45″:900.

El NIO EP9 también ha dejado marca en el Circuit of the Americas, donde también se convirtió en el coche de fábrica más rápido en dos categorías: con conductor (2 minutos, 11,30 segundos, con una velocidad máxima de 274km / h) y sin conductor (2 minutos, 40,33 segundos, con una velocidad máxima de 257km / h).

TESLA MODEL S / MODEL X – O como los coches eléctricos resultaron atractivos
No hace falta presentaciones. Tesla es una de las marcas de coches eléctricos más famosas en todo el mundo y la que nos hizo ver que los coches eléctricos también podían ser atractivos.
Aunque el reciente lanzamiento del Modelo 3 ha causado un revuelo notable, son sus hermanos mayores, el deportivo Modelo S y el SUV Modelo X, los que han marcado un antes y un después de la manera en que vemos los coches eléctricos.
Considerar el Model S o el Model X como ‘supercoches’ puede resultar un poco pretencioso, pero hay que admitir que un Tesla en modo ‘Ludicrous’, que hace que el coche vaya de 0 a 100kms / h en apenas en 2,8 segundos, es espectacular (https://www.youtube.com/watch?v=vCZudNwk2QQ).
De hecho, un Tesla Model S ganó un Lamborghini Aventador en una carrera en pista corta. (Https://www.youtube.com/watch?v=_NnNEuxqoPo)
Sin lugar a dudas, los Modelos S y X todavía tienen un potencial muy grande para explotar.

VOLAR-E – El abuelo catalán de los supercoches eléctricos
En 2013 el centro de desarrollo Applus Idiada, con sede en Santa Oliva, fue uno de los pioneros a la hora de fabricar un supercoche eléctrico, el Volar-e, con una potencia equivalente a unos 1.000 CV, todo un hito para la investigación y el desarrollo catalán. La construcción del Volar-e requirió de la creación de nuevas tecnologías aplicadas al vehículo eléctrico que se están llevando a cabo en otros coches eléctricos, tanto de carretera como de competición.

Rimac CONCEPT ONE – «Has visto esto?»
Si alguna marca está apostando muy fuerte por los coches eléctricos deportivos de gama alta, esta es la automovilística croata Rimac. De momento sólo tiene dos modelos en el mercado, el Concept ONE y el Concept S, pero ya están causando una gran sensación, sobre todo el primero.
Con una estética propia de un GT y tecnología punta, el Concept ONE nació con la voluntad de ser «el mejor supercoche eléctrico y no el mejor supercoche con un motor eléctrico», según la automovilística Rimac. Y por los vídeos que corren en la red, se puede decir que el Concept ONE es una de las grandes revelaciones en el mundo del automóvil ya que, dejando bien patente que es 100% eléctrico, por su presencia y potencia no deja a nadie indiferente.
Aquí también se puede ver cómo le pasa la mano – de manera figurada – por la cara a todo un Ferrari Laferrari.

VANDA Dendrobium – 100% eléctrico, 320km / h
La última perla que se ha presentado recientemente en el Salón del Automóvil de Ginebra de este 2017 ha sido el Vanda Dendrobium. La marca de Singapur cautivó a todos con un biplaza en forma de lágrima. El nombre es un tipo de orquídea, ya que el Dendrobium se abre tanto por los lados como por encima, creando una imagen entre agresiva y sorprendente.
Si finalmente entra en producción a finales de este año 2017, el Dendrobium sería uno de los supercoches eléctricos más rápidos del mercado, ya que podría tomar hasta los 320km / h.

Estos son algunos de los supercoches eléctricos que están marcando la diferencia hoy en día. Pero toda esta tecnología también tiene su aplicación en modelos que están en el mercado y que llenan nuestras calles con sus vistosos diseños y sus grandes prestaciones.
Quién había dicho que los coches eléctricos eran aburridos?