Catalunya se convierte en la comunidad autónoma con más estaciones de GNL del Estado

Catalunya se convierte en la comunidad autónoma con más estaciones de GNL del Estado

El Director de Soluciones de Movilidad de Gas Natural Fenosa, José Ramón Freire, el Director General de Transportes y Medio ambiente de la Generalitat de Cataluña, Pere Padrosa, y la alcaldesa de Santa Perpètua de Mogoda, Isabel García Ripoll, inauguraron el 10 de diciembre en el municipio una estación de gas natural, con un surtidor de gas natural comprimido (GNC) para vehículos ligeros y uno de gas natural licuado (GNL) para camiones. Con esta ya son cinco las estaciones públicas de gas natural licuado (GNL) de Cataluña, que se convierte en la comunidad autónoma con más estaciones de estas características.

La infraestructura, que ha contado con una inversión de cerca de 1 millón de euros, está diseñada para suministrar diariamente el equivalente a 115 vehículos ligeros y 32 camiones. La estación, de carácter público en modalidad de autoservicio, es accesible las 24 horas del día, los 365 días del año.

Esta infraestructura se enmarca dentro del proyecto europeo LNG Blue Corridors, una iniciativa que fomenta el transporte por determinados corredores de mercancías europeos mediante la utilización de gas natural en los vehículos de transporte de mercancías. El proyecto busca unificar conocimientos industriales y agentes involucrados en el desarrollo de vehículos a gas natural e infraestructuras de GNL con el fin de desarrollar los principales corredores que conectarán el continente europeo. Se prevé instalar 14 estaciones de GNL o una combinación de GNL y GNC, y la de Santa Perpetua es la única estación de España dentro del proyecto LNG Blue Corridors.

El gas natural: una alternativa para el transporte

Actualmente hay 38 estaciones públicas de gas natural en España, de las cuales 23 son de Gas Natural Fenosa. De estas 38 estaciones, 18 suministran GNL, hecho que convierte España en el país de Europa con más estaciones de GNL operativas.

El uso del gas natural como combustible para el transporte contribuye a mejorar la calidad del aire, puesto que reduce hasta un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y hasta un 95% las partículas en suspensión, y hasta un 20% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero. Además, el gas natural disminuye la contaminación acústica, puesto que reduce en un 50% el ruido que generan los motores de gasóleo. Desde el punto de vista económico, si se compara con el gasóleo y la gasolina, con el gas natural se pueden conseguir ahorros de hasta el 30% respeto el primero y del 50% respeto el segundo.

Cerrar menú