Barcelona, la tercera ciutat europea en l’ús d’híbrids per al transport públic urbà

Durante el último año, la capital catalana ha estado realizando pruebas con cinco autobuses urbanos híbridos en el marco del programa Elena de la Unión Europea, de asistencia local en el sector de la energía para el desarrollo de soluciones sostenibles. El programa de pruebas ha consistido en ensayos de circulación sin pasajeros, con el fin de medir el consumo de emisiones, y en pruebas a circuito cerrado.

Según TMB, este tipo de tecnología es la opción más ecológica de las disponibles para operar con autobuses urbanos, con la cual se consigue una reducción del consumo de emisiones de entre el 20 y el 30%. La ciudad, que ya cuenta con una flota de 90 autobuses híbridos, es la tercera ciudad de Europa en el uso de este tipo de vehículos en sus flotas públicas, detrás de las ciudades inglesas de Londres y Manchester. La intención es continuar incrementando el número de autobuses sostenibles hasta 100 esta primavera y hasta 120 a medio plazo.

Además, ya hace un mes que circula por Barcelona el primer autobús híbrido eléctrico que funciona con gas natural comprimido. La línea escogida ha sido la 37, que une Hospital Clínic con Zona Franca.

Cerrar menú