Barcelona da la bienvenida al Bicing eléctrico
Xavier Trias presenta el Bicing elèctric

Barcelona da la bienvenida al Bicing eléctrico

A finales de diciembre se inició en Barcelona el Bicing eléctrico con la primera fase de la prueba piloto, la cual pondrá en la calle 23 estaciones y 150 bicicletas y podrán acceder un total de 1.500 abonados al sistema convencional. A partir de finales de enero, la prueba doblará la oferta y se ampliará hasta 46 estaciones y 300 bicicletas, con un total de 4.000 abonados.

Para ser usuario del Bicing eléctrico hay que ser abonado al servicio convencional, un requisito que premia la fidelidad al sistema. Más allá de los 4.000 usuarios, los que quieran usar la bici eléctrica pública pasarán a formar parte de una nueva lista a la espera que haya bajas al nuevo servicio, o de la fase de implantación definitiva, el 2017. La gratuidad del Bicing eléctrico durará hasta finales de enero, excepto cuando el usuario haga uso de la bici más de media hora seguida. A partir de febrero habrá que pagar un suplemento de 14 euros anuales, los cuales se añadirán al abono normal del Bicing convencional.

Durante los dos años que dure la prueba piloto, las estaciones -41 en aparcamientos y 5 en la calle- reproducirán el esquema habitual: un tótem con una pantalla informativa y el dispositivo para pasar la tarjeta, las barras con 12 bicicletas –que se cargan mientras están en los anclajes– y la novedad de un armario donde se encuentran los cargadores.

Las bicicletas eléctricas tienen el cuadro de aluminio, y esto hace que sean más ligeras (23 kilos). La batería está integrada al cuadro y el motor es a la parte trasera. La bici responde al sistema de “pedaleo asistido”: por mucho que se active el motor, sólo avanza cuando se pedalea. Tiene dos marchas convencionales (cambia el plato) y tres niveles de fuerza para el motor eléctrico. Además, en el manillar derecho incorpora un sistema de ayuda para arrancar, muy útil si se empieza a pedalear en subida. Los vehículos llegan a los 20 kilómetros por hora y tienen una autonomía de hasta 40 kilómetros. Esta autonomía depende del uso que se haga del motor eléctrico: durará más, por ejemplo, si se usa menos el sistema de ayuda para arrancar o si se utilizan los niveles bajos en modo eléctrico.

Los administradores del Bicing son conscientes que la mayoría de las 6.000 bicicletas del sistema se reparten inevitablemente a las estaciones de la parte baja de la ciudad. Por este motivo, el Bicing eléctrico está pensado, sobre todo, para los desplazamientos entre mar y montaña, a consecuencia lógica de la orografía de Barcelona.

B:SM instala 182 enchufes en sus aparcamientos y ya suma 303 puntos de recarga en total

El Ayuntamiento amplía la red de puntos de recarga eléctrica de vehículos en la ciudad con la instalación de 182 nuevos puntos en la red de aparcamientos de B:SM, en servicio a los aparcamientos municipales de cara a inicios de 2015. Los nuevos enchufes son en un 74% para turismos y un 26% para motocicletas.

Con esta actuación, Barcelona insiste en su apuesta para liderar el impulso del vehículo eléctrico en la ciudad, y en la inversión durante los últimos tres años para estructurar una red de puntos de recarga de uso público y promover la colaboración público-privada con iniciativas en este sentido. En total, la ciudad cuenta con 303 puntos de recarga de uso público, de los cuales 121 a la vía pública, y los 182 a aparcamientos de B:SM.

Cerrar menú