BARCELONA CIUDAD REFERENTE DE TRANSPORTE PÚBLICO SOSTENIBLE

BARCELONA CIUDAD REFERENTE DE TRANSPORTE PÚBLICO SOSTENIBLE

TMB está apostando por la regeneración de su flota de autobuses e incorporará 27 nuevos vehículos de motor híbrido a lo largo de este 2016. De esta manera sigue con la línea que ha supuesto que sea considerada la ciudad con la flota de autobuses más limpia de Europa desde 2012.

Aprovechando la puesta en circulación de 12 nuevas unidades de autobús híbrido articulado Volvo 7900 el pasado mes de Marzo. La Marca sueca destacó la fuerte convicción de las administraciones de la ciudad Condal por un transporte basado en la electro movilidad que ya comenzó hace cuatro años con la adquisición de los 5 primeros autobuses y continúa este 2016 con una cifra récord de 27 nuevos modelos, 15 de los cuales se espera que lleguen a finales de año y que se suman a los 55 híbridos que ya circulaban por nuestra ciudad. TMB también puede presumir que en su flota de autobuses un 38% están propulsados por GNC (Gas Natural comprimido).

El Volvo 7900 utiliza un sistema híbrido en paralelo compuesto por un motor diésel de cuatro cilindros de 240 CV y un motor eléctrico de 204 CV unido a un paquete de baterías de ion-litio de 19 kwh de capacidad, esto le permite circular hasta los 30 kilómetros por hora de forma totalmente eléctrica, cuando alcanza una velocidad superior se mueve impulsado por un motor diésel. A la evidente reducción de emisiones que supone uno de estos motores también se le suma una aumento considerable del confort de sus pasajeros, la tracción eléctrica ofrece un trayecto más agradable al emitir menos ruido (se reduce la intensidad hasta los 65 decibelios) y es más cómodo para la mayor suavidad de sus aceleraciones.

Con un consumo aproximado de 11L a los 100 km, este autobús híbrido consume hasta un 81% menos de combustible que uno de diésel, si le sumamos el coste de la energía eléctrica que utiliza podemos decir que el Volvo 7900 ofrece un 60% de ahorro. Además, reduce en torno a un 30% las emisiones de CO2 y de NOx y entre un 40 y un 50% las de partículas, de esta manera cumple con los niveles de emisiones Euro 5 y EEV. Barcelona ahorra 8.640 euros al año en combustible para cada uno de sus híbridos.

Esta regeneración de autobuses del área metropolitana pasará a engrosar el número de vehículos de bajas emisiones que se unen a los híbridos que ya posee TMB y los que se mueven con Gas Natural Vehicular, 411 de un total de 1.065 vehículos. Se prevé que a finales de año todas las líneas del área metropolitana cuenten con, al menos, uno de estos autobuses. Tanto el Ayuntamiento de Barcelona como AMB están llevando a cabo acciones muy concretas para la implantación de una movilidad eléctrica en la ciudad. Teniendo en cuenta que el resto de los transportes públicos del área metropolitana son el metro, los ferrocarriles de la Generalitat y el tranvía. Este progresivo proceso de regeneración de la flota de autobuses supone avanzar cada vez más hacia una movilidad pública que sitúa a Barcelona como ciudad referente de transporte público sostenible.

Cerrar menú