Aquest estiu, mou-te per Barcelona en vehicle elèctric

La ciudad sigue apostando por la movilidad sostenible e impulsa el uso de este tipo de transporte a través de dos iniciativas: el proyecto eMobike de ‘bicing’ eléctrico y el alquiler de coches eléctricos, ambas dirigidas tanto a turistas como a toda la ciudadanía.

 

El car-sharing o autos compartidos es un sistema de alquiler de vehículos por horas dirigido a ciudadanos y turistas. Actualmente está implantado en más de 600 ciudades en todo el mundo y se está orientando cada vez más al vehículo eléctrico.

Barcelona no es una excepción. Por ello, en junio entró en funcionamiento un nuevo servicio de alquiler de coches eléctricos gestionado por la empresa IF Renting, que ha puesto en circulación 18 vehículos que se pueden alquilar en el aparcamiento que la empresa SABA tiene en la Plaza de Cataluña.

El servicio funciona por horas y está dirigido tanto a turistas como a los barceloneses. El alquiler de cada coche incluye una tarjeta de aparcamiento, que también permite a los usuarios cargar el coche gratuitamente en diversos puntos de la ciudad. Además, para potenciar los clientes habituales, existe la posibilidad de abonarse a una cuota anual (100 €) o semestral (60 €).

El Renault Twizy es el vehículo escogido, 100% eléctrico, de dimensiones reducidas (tiene una capacidad para dos personas), una autonomía de 100 km. y una velocidad máxima de 50 a 70 km/h.

Este nuevo servicio forma parte del programa Green Emotion, impulsado por la Comisión Europea, con el objetivo de acelerar la implantación de los coches eléctricos en el ámbito europeo.

Moverse en bicicleta eléctrica

La versión eléctrica del ‘Bicing’ ya es una realidad en Barcelona desde el pasado mes de junio. Su nombre es eMobike y cuenta con 20 estaciones distribuidas por la ciudad y un total de 80 bicicletas. El servicio, dirigido principalmente al público extranjero, se ofrece a través de una decena de hoteles y permite hacer largos recorridos, ya que cuenta con una autonomía de aproximadamente 40 km. y varios parkings gratuitos.

La empresa M.A.M Energía ha escogido Barcelona y Mallorca para poner en marcha este servicio, que se encuentra actualmente en fase de pruebas. Lo complementa una aplicación para dispositivos móviles que señaliza los puntos eMobike de la ciudad, además de recomendar rutas turísticas y proporcionar información de los principales puntos de interés.

Los responsables de eMobike esperan que alrededor de 7.000 personas utilicen este medio de transporte durante el verano.

Casos de éxito en Europa de electric car-sharing

Ciudades europeas como Oslo o París ya disponen de sistemas propios de electric car-sharing. En la capital noruega, el servicio se inició con 13 vehículos y tres estaciones y en poco más de un año logró 1.000 usuarios y 80 vehículos en funcionamiento.

Por su parte, la capital francesa quiso hacer una firme apuesta por el alquiler de vehículos eléctricos con un proyecto (Autolib) que contará con una flota de hasta 5.000 unidades en el año 2016, con una inversión de más de 230 millones de euros.

Cerrar menú